PostHeaderIcon Capitulo 40

El helicóptero avanzaba rápidamente sobre las calles de la ciudad. Los muertos salían de edificios, matorrales, coches y otros sitios donde se hubiesen metido y miraban al cielo alzando sus brazos -aquellos que aún los conservaban- tratando de alcanzarnos.

- Ayer haciendo ronda de reconocimiento vimos la acumulación de muertos alrededor de las instalaciones de la piscina e imaginamos que debía haber gente allí atrapada - Comentó el cabo Fernández mientras miraba por una ventanilla. Me miró y siguió su discurso.

- Decidimos venir a buscarles como hemos hecho con los supervivientes que hemos ido encontrando y ha sido posible rescatarlos. Sabemos que hay mucha gente encerrada en sus casas pero no podemos hacer nada por ellos. No hay forma viable de llegar hasta donde se encuentran. Han tenido suerte ustedes - Terminó diciendo mientras su rostro mostraba una media sonrisa.

- ¿Hacia donde nos dirigimos? - Preguntó Rubén.
- Nos dirigimos hacia el estadio de fútbol donde hemos conseguido atrincherarnos cuando la zona segura saltó por los aires. Parece ser que alguien infectado logró entrar y...
- Lo sabemos, estábamos allí - Le corté.
- ¿Y volvieron a la ciudad?
- Sí. Queríamos defender nuestros hogares, nuestra ciudad - Contesté.
- Un error que les pudo haber costado la vida, de hecho les ha costado la vida a sus dos amigos. Bien, como decía, cuando la zona segura saltó por los aires los muertos salieron en todas direcciones haciendo que fuese imposible controlarlo. Nosotros no nos encontrábamos allí, estábamos de camino en ese momento y perdimos las comunicaciones poco después. Sobrevolamos la zona y nos dimos cuenta de que algo había pasado, la gente corría en todas direcciones perseguida por los muertos y pocos lograron escapar. La última comunicación que recibimos fue para decirnos que abortásemos la misión, pero no recibimos nuevas órdenes.

- Y después, ¿qué pasó? - Preguntó Rubén.

- Después tuvimos que tomar decisiones. La primera fue buscar un lugar seguro y que permitiese el aterrizaje y despegue de los tres helicópteros que teníamos. Los dos Super Puma que habéis visto y un helicóptero de transporte CH-47 Chinook.

- Y decidieron que un estadio de fútbol era el lugar ideal - Me adelanté.

- Si no el ideal, era un buen sitio. Aterrizamos y cerramos a cal y canto todas las entradas que tenía el estadio y utilizamos algunas de las estancias como improvisados dormitorios.

- ¿Cuánta gente hay allí? - Preguntó Rubén, rascándose la barba que le había crecido en las últimas semanas.

- Contamos con medio centenar de soldados y hasta ahora hemos podido rescatar una veintena de personas, aunque sabemos que hay cientos, quizá miles en las ciudades y pueblos más próximos.

- ¿Y cuál es el plan? - Quise saber.

Un soldado resopló.

- El plan es sobrevivir hasta recibir nuevas órdenes y rescatar a todos los civiles que podamos, pero si no recibimos noticias del exterior en los próximos días podríamos encontrarnos en una situación comprometida.

- ¿Hay suficiente alimento? ¿Material básico? ¿Armamento?

- Después seguimos hablando sobre todo eso, hemos llegado.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace algunos dias por casualidad encontre este blog y me he leido toda la historia la cual esta buenisima.
Saludos y que la inspiracion te acompañe.

Anónimo dijo...

Cuando saldran nuevos capitulos no puedo esperar.

Anónimo dijo...

Enhorabuena, ayer encontré esta página y hoy me lo he leído todo, esta genial, sigue así esta quedando de lujo.

Un saludo

Jose dijo...

Gracias por los comentarios. Aunque hace un tiempo que no subo capítulos no quiere decir que no me pase y lo tenga abandonado.

Espero subir pronto nuevos capítulos


Un saludo a todos/as

Jesus dijo...

Buenas, ya me he leído todos. He de decirte que esta cantidad de entretenido.

Matias dijo...

un consejo: APURATE!!!!!!! NO PUEDO PASAR MAS TIEMPO SIN LEER!!!!!!!¡¡¡¡¡¡¡¿SABES LO QUE ES SACAR A ALGUIEN DE UN VICIO?¿EH?!!!!!!!!!! NO AGUANTO NI UN MINUTO MAS!!!!!!!!!!!!!!!!AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Seguidores